Tratamientos Faciales en Valladolid

Rejuvenicimiento Facial

Esta técnica consiste en depositar bajo la piel una sustancia, como el Ácido Hialurónico, que produce un relleno en un defecto estético o bien un borrado de las arrugas.

Podemos emplear los implantes en cualquier zona de la cara donde existan arrugas: Frente, alrededor de los ojos, surcos a los lados de la nariz, mentón, mejillas, etc. O dónde la piel haya cedido provocando hundimientos que dan un aspecto envejecido o demacrado de la cara.

Una espectacular y novísima técnica que inyecta bajo la piel y a muy poca profundidad una mezcla de vitaminas, minerales, aminoácidos y acido hialurónico que favorece el estiramiento, la hidratación y la luminosidad de la piel.

Es uno de los tratamientos más difíciles y a la vez más agradecidos por sus enormes posibilidades estéticas. En constante innovación es una de las especialidades más solicitadas en Clínica Golán.

Aumento o perfilado de labios, borrado de las temibles arrugas verticales en código de barras son algunas de las posibilidades que pueden ser tratadas en Clínica Golán mediante la técnica de los implantes.

Los materiales utilizados tienen una duración variable, desde unos meses como ocurre con los distintos tipos de Acido Hialurónico, hasta semi-permanentes si estamos hablando de materiales como los metacrilatos, Poliacrilamidas.

Una vez corregido el defecto estético, es aconsejable que cada cierto tiempo se repasen las huellas que el paso de los años deja sobre nuestra piel. Por esta razón se hace necesario un mantenimiento periódico.

La lipodistrofia facial es una alteración estética debida a la pérdida de la grasa facial. Esta pérdida está causada por la acción de ciertos medicamentos.

Mediante los implantes faciales sustituimos la grasa perdida por un nuevo relleno que devuelve las formas y la estética perdidas.

Ha supuesto la revolución más importante aparecida en Medicina Estética de los últimos años.

El Botox se utiliza en el tratamiento de las arrugas causadas por los músculos de la mímica: arrugas de la expresión o arrugas dinámicas. Estas arrugas son las que aparecen al mostrar nuestras emociones; risa, rabia, furia o sorpresa.

El Botox actúa a nivel de los músculos que provocan las arrugas bloqueando su contracción temporalmente (5-6 meses).

Durante ese tiempo las arrugas no aparecen y la piel se vuelve lisa, tersa y sorprendentemente luminosa.

El Botox actúa con mayor eficacia en la frente, entrecejo y patas de gallo, aunque también puede actuar en otras localizaciones su efectividad es menor.

Consiste en aplicar sobre la piel dañada o envejecida por el sol, un producto líquido o gel que borre las capas superficiales, medias o profundas de la piel donde se localiza el daño.

Con este procedimiento pueden tratarse manchas, arrugas, cicatrices de todo tipo, acné e incluso, gracias a los peelings de última generación, la flacidez moderada causada por la edad.

Dilataciones de pequeños vasos sanguíneos y que habitualmente se localizan en mejillas, nariz y escote. El Láser Vascular especialmente adaptado para estas patologías, ofrece resultados inmejorables a medio y largo plazo.